Saltar al contenido
Har Hamoriah

Biografías de Rabinos

Bs”H aquí tienes biografías de algunos rabinos mas importantes

Rebe Lubavitch- Rabi Menajen Mendel Schneerson Z”L

Rebe lubavitchEl Rebe nació en el año 1902, el 11 de Nisán, en Nikolaiev, Rusia. Es hijo del célebre cabalista y sabio talmúdico, Rabí Levi Itzjak Schneerson, y la Rebetzn Jana, aristocrática hija de una prestigiosa familia de rabinos. También es el tataranieto del tercer Lubavitcher Rebe, que llevó el mismo nombre, Rabí Menajem Mendel de Lubavitch. A los cinco años se mudó junto con sus padres a la ciudad ucraniana de Iekaterinoslav, hoy Dnepropetrovsk, donde su padre fue nombrado Superior Rabino.

Para Salvar Una Vida: Se cuenta una historia de los primeros años de vida del Rebe que parece un símbolo de todo lo que seguiría. Cuando tenía nueve años, el pequeño Menajem Mendel nado valientemente en el Mar Negro y salvó la vida de un niño que había caído de la cubierta de un barco anclado. Ese sentimiento de “otras vidas en peligro” parece haber dominado su conciencia desde entonces. Los judíos ahogándose en la asimilación, la ignorancia o la alienación sin que nadie oyera sus clamores por ayuda. Los judíos en los campus universitarios, en las comunidades aisladas, bajo regímenes represivos. Desde la infancia mostró una prodigiosa agudeza mental. Cuando llegó al Bar Mitzvá, el Rebe fue considerado un “Ilui”, Un prodigio de la Torá. Pasó su adolescencia inmerso en el estudio de la Torá.

Casamiento en Varsovia: En 1929 Rabí Menajem Mendel desposó a la hija del Rebe Anterior, la Rabanit Jaia Mussia, en Varsovia. (La Rabanit nació en 1901, fue elegida por su padre, el Rebe Anterior, para acompañarlo en su exilio forzado en Kostroma en 1927. Durante casi sesenta años fue la esposa del Rebe y falleció el 22 de Shevat de 5748 (10 de Febrero de 1988). Luego estudió en la Universidad de Berlín y posteriormente en la Sorbona de Paris. Parece que en esos años comenzaran a florecer sus formidables conocimientos de matemáticas, medicina y ciencias.

Arribo a EEUU: El lunes 28 de Sivan de 5701 (23 de junio de 1941) el Rebe y la Rabanit arribaron a EEUU, tras haber sido rescatados milagrosamente, por la gracia de Di-s Todopoderoso, del Holocausto europeo. El día señala el comienzo de nuevos y generalizados esfuerzos para reforzar y diseminar la Torá y el judaísmo en general, y las enseñanzas jasídicas en particular, a través del establecimiento de tres organizaciones centrales de Lubavitch bajo el liderazgo del Rebe: Merkos Leinionei Jinuj (“Organización Central Para la Educación Judía”), Kehot Publication Society y Machne Israel, una agencia de servicios sociales. Poco después de su llegada el Rebe comenzó a escribir sus notas sobre varios tratados jasídicos y cabalísticos, como así también una amplia gama de respuestas sobre temas de Torá. Con la publicación de esas obras su genio pronto fue reconocido en todo el mundo.

Liderazgo: Luego de la de la desaparición de Rabí Iosef Itzjak Schneersohn, el 10 de Shvat, en el año 1950, Rabí Menajem M. Schneerson asumió el liderazgo del floreciente movimiento. Las actividades e instituciones de Lubavitch adquirieron muy pronto nuevas dimensiones. La filosofía de Jabad de llegar a otros, basada en el bíblico “y te expandirás al oeste y al este, al norte y al sur” (Génesis 28:14), fue traducida de inmediato en acción, en tanto Centros Jabad se abrían en decenas de ciudades a lo ancho de EE.UU.

Singularidad: Con las enseñanzas del Rebe y su ejemplo como un modelo a emular, Lubavitch ha crecido rápidamente a ser una presencia en todo el mundo, y todas sus diversas actividades son el sello con su visión. No es de extrañar entonces, que muchos se preguntan, “¿De qué se trata su liderazgo que fue – y, en muchas formas, todavía es – tan especial? ¿Por qué las personalidades destacadas de la jornada mantener ese profundo respeto y admiración por él?”

Pasado, Presente y Futuro: Muchos líderes reconocen la necesidad del momento y responden con coraje y direcciones. Este es su fuerte – y es admirable. Otros, aunque su fuerte no está en la “respuesta instantánea” a los problemas actuales, son bendecidos con la capacidad perceptiva de previsión – sabiendo lo que el mañana traerá y la mejor manera de prepararse para ello. Sin embargo, hay otros dirigentes que sobresalen en un tercer ámbito distinto, con un agudo sentido de la historia y la tradición, sus consejos y su liderazgo es moldeado por una gran sensibilidad hacia el pasado.

Pero uno que poseía las tres cualidades es realmente único, situándose por sí solo en el liderazgo. Así fue el Lubavitcher Rebe – la inspiración y fuerza motriz detrás del éxito de Lubavitch hoy. Transmitiendo un profundo sentido de urgencia, demandado por muchos de sus seguidores, y aún más de sí mismo. El Rebe es llevado, por encima de los demás, como ejemplo.

Pensador revolucionario: El Rebe fue un pensador sistemático y conceptual del mayor nivel. Su singular estilo de pensamiento analítico ha resultado una monumental contribución a la erudición judía. Su brillante enfoque para la comprensión del comentario clásico de Rashi, por ejemplo, ha revolucionado el estudio de la Biblia.

Más de 125 volúmenes de sus charlas, escritos, correspondencia y responsa se han publicado hasta el presente.

A pesar de esta erudición, constantemente exhortaba a que el entendimiento intelectual debe llevar a la acción y los buenos actos.

Cartas y correspondencia: La Serie Igrot Kodesh, es una una colección cronológica de la correspondencia del Rebe.

Los escritos del Igrot Kodesh arrojaron luz acerca del genio del Rebe y el éxito de Lubavitch bajo su conducción. Estas cartas fueron dirigidas a eruditos talmúdicos y hombres de estado, educadores, rabinos, niños de Bar/Bat Mitzvá, científicos y profesionales, activistas, hombres y mujeres de todos los estratos. Los temas abordados en estas cartas cubren todas las esferas de interés, cada área de la conducta humana.

Van del misticismo al Talmud, a la filosofía jasídica, irradiando estímulo, inspiración y consejo, reflejando la remarcable visión interior del Rebe acerca de la naturaleza humana. Probablemente su fama como líder e innovador de campañas masivas y proyectos comunitarios es un resultado de su originalidad como pensador, y su habilidad para unir lo conceptual con lo pragmático.

Cortesía Jaside News

También te puede interesar

Rabi Ovadia Yosef Z”L

También te puede interesar 

Rabí Akiva Ben Iosef

Uno de los grandes sabios de Israel, tercera generación de Tanaítas (110-135), su sabiduría y temor a D-s fue un ejemplo en su vida y en su muerte por Kidush – HaShem, en aras del nombre del Altísimo.

En su niñez no estudió Torá, y quedó en su ignorancia hasta la edad de cuarenta años, gracias a su propio esfuerzo y a la ayuda de Rajel, su esposa, llegó a niveles elevados en su conocimiento de todas las materias de la Torá.

Leamos lo que nos relata la Guemará:

Rabí Akiva era pastor del rico Ben Kalba Sabua, cuya hija, viendo cuan noble y modesto era Akiva, se enamoró de él. Un día le dirigió la palabra: “si me caso contigo, ¿irás y te dedicarás al estudio para llegar a ser sabio?. Claro está, le replicó Akiva. Y ella le desposó en secreto, y le hizo marchar a la academia. Cuando el padre se enteró, la expulsó de su casa y la desheredó.

Rabí Akiva permaneció durante doce años en la Academia, al cabo de los cuales regresó acompañado por doce mil discípulos. Mientras estaba en su casa, oyó que un anciano le decía a su esposa: “¿Hasta cuándo vivirás como si fueras viuda?” Y ella le respondió: “si supiera que había de hacerme caso, le habría aconsejado que estudiara doce años más”. Y Rabí Akiva se dijo:

“entonces, con su consentimiento, puedo marchar”. E inmediatamente marchó otros doce años, al cabo de los cuales regresó con veinticuatro mil discípulos. Cuando llegó a la ciudad, su mujer le salió al encuentro. Un vecino le ofreció prestarle algunos vestidos y adornos para que se engalanara con ellos, pero ella le dijo: “el justo provee a las necesidades de su bestia”. Entonces se acercó a él y le besó los pies. Sus discípulos quisieron apartarla, más Rabí Akiva les dijo:

“dejadla, todo lo que es vuestro es mío, (nuestros conocimientos), le pertenecen”.

Cuando Kalba Sabua se enteró de que un gran hombre había llegado a la ciudad, se dijo: “iré a verle, quizá me libre de mi voto” (la desheredación de su hija). Cuando llegó ante Rabí Akiva, éste le preguntó: “¿Habrás hecho el voto de haber sabido que el esposo de tu hija era un célebre maestro?

Sabua replicó: “si hubiera sabido un solo capítulo del Jumash o una sola halajá (ley), nunca habría hecho mi promesa”.

Entonces Rabí Akiva le dijo: “pues soy yo”. Sabua se inclinó y le beso los pies, y le regaló la mitad de sus riquezas.

La hija de Rabí Akiva hizo lo mismo (que su madre) con Ben Azay.

Esto es exactamente lo que el pueblo dice: una oveja sigue a otra, de tal madre, tal hija. (Ketuvot 62b-63a).

Cuando Rabí Akiva enriqueció, le regaló a Rajel, su esposa, una joya llamada “ciudad de oro”.

Cuando la esposa de Raban Gamliel vio la impresionante joya, se llenó de envidia, vino y le dijo.

Su esposo dijo: ¿hubieses hecho como ella? Vendió sus trenzas para dejarlo estudiar Torá. (Ierushalmi Shabat 6:1).

Nunca dejó Rabí Akiva de agradecer a su esposa, solía decir: ¿Quién es rico? Aquel que tiene una esposa virtuosa. (Shabat 25:).

Sus estudios:

Rabí Akiva residió en Bnei – Berak (Sanhedrín 32:2), se destacó por su constancia y profundización. Toda halajá (ley) que aprendía de sus Rabinos, la analizaba y cuestionaba una y otra vez, se preguntaba: ¿por qué fue escrita la letra alef?. ¿Para qué fue traído éste concepto? Una y otra vez pedían explicación de sus maestros (Adra de Rabí Natan 6).

Rabí Akiva estudiaba hasta el último detalle, cada letra, punto y señal (Menajot 29:2), buscando versículos en la Torá y el Tanaj (Biblia) para que sirvan como prueba a toda ley.

Rabí Tarfón, con admiración, exclamó: Rabí Akiva, todo aquel que se separa de ti, es como si se separase de la vida (Kidushin 66.2).

Se cuenta que Rabí Akiva jamás dijo en el Beit-Hamidrash (Academia), es hora de acabar el estudio, excepto las vísperas de Pésaj y del día de Kipur (Pesajim 109:1).

También, cuando su hijo enfermó gravemente, no dejó ni un minuto de estudiar Torá (Smejot 8).

Durante veintidós años estudió con: Najum Ish Gam Zo, y fue influenciado por su escuela, que explicaba los temas de la Torá en forma especial, Rabí Akiva amplió la escuela de su Rabí, explicando cada palabra y letra de la Torá.

Rabí Akiva se ocupó de todas las materias de la Torá, también de la parte esotérica se ocupó, siendo el único entre cuatro Rabinos que salió sano en mente y cuerpo del estudio de temas profundos (Jagiga 14:2).

Rabí Akiva es considerado como el más importante Rabí de todas las generaciones, cuando fue presentado ante el anciano Tana, Rabí Dosa ben Arginas, le dijo: ¿Eres tú Akiva ben Iosef, que tu nombre es conocido hasta el fin del mundo? – Siéntate, hijo mío, “Que se multipliquen como tú en Israel” (Iebamot 16:29).

Translate »