Saltar al contenido
Har Hamoriah

Conversión al Judaísmo

Aquí están reunidas la gran mayoría de preguntas que la gente hace sobre conversiones

Parashá de la semana

Artículos relacionados e importantes

Sobre las conversiones

La siguiente transcripción es una carta escrita por Rabí Abraham Itzjak haCohen Kuk, quien fuera Jefe del Tribunal Rabínico de Jerusalem y Gran Rabino de Eretz Israel.

Escrita hace 90 años, el 10 de Abril de 1928. Y plenamente vigente hoy día, dados los problemas que se suscitan con conversiones al judaísmo en forma incorrecta y temeraria.

Dice así:

9 de Nissan de 5688.

Me ha llegado su carta, y su libro Diber Shaúl en donde resalta su esfuerzo de eliminar escollos en la senda de nuestro pueblo, en relación a la aceptación de conversos, que son aceptados por personas inescrupulosas, de manera indiscriminada, y que contradice a la Torá.

Sobre esto dijeron nuestros Sabios en el Tratado de Yebamot 109b, que el mal acompañará a aquellos que INDUCEN a no judíos a convertirse, o que los reciben inmediatamente.

Pero, si se esfuerzan en convertirse se los acepta, si es que se aprecia que se convierten sinceramente para servir a Di-s. Pero aquellos que aceptan conversos que se acercan al judaísmo por asuntos materiales, realizan algo extremadamente negativo, el mal los perseguirá. pues conversos de este tipo son peor para Israel que la lepra, y ellos traen espinas al viñedo de la casa de Israel.

Y ya expresaron explícita mente nuestros Sabios en el Tratado de Berajot 30b, un no judío que está dispuesto a recibir toda la Torá, con la excepción de algo, se lo acepta y Ri Bar Ri agrega incluso si se trata de un pequeño detalle de origen rabínico. Así que, ¿cómo es posible aceptar conversos cuando se sabe fehacientemente que después de su conversión, van a transgredir las palabras de la Torá? Y a pesar de que los legisladores no escribieron en los códigos legales esta ley, de todos modos se trata de una Mishná y nadie la discute, por lo menos a la primera parte de la Mishná que sostiene que aquel que acepta toda la Torá, exceptuando una parte de la misma, no se lo acepta como converso.

Y a pesar de que es aceptada la opinión que sostiene que todos los conversos, aunque su conversión haya sido interesada, como en el caso de un hombre que estuvo interesado en una mujer judía, o una mujer que estuvo interesada en un hombre judío, de todos modos su conversión es válida, aunque en un principio no debían ser aceptados. Esto solo se explica cuando la conversión fue completa, y el converso se comprometió a cumplir mitzvot, y comenzó a observarlas más; pero cuando no se convirtieron por completo, es decir no hubo cumplimiento de mitzvot y además tampoco el deseo de convertirse fue desinteresado [o sea había un interés en particular], en ese caso no se considera en absoluto que hubo conversión. Y así se entiende también del lenguaje de Rambam y del Shuljan Aruj.

Además esas personas que aceptan semejantes conversos, transgreden la prohibición de: “Delante del ciego no coloques escollos”, por cuanto que en estos casos no se considera en absoluto que hay conversión; provocan que muchas personas se equivoquen considerando a no judíos como judíos, y muchos problemas pueden surgir de aquí en todo lo relacionado al derecho de familia; y si en realidad se consideran conversos, están obligados a cumplir toda la Torá.

Los que los aceptan son responsables de hacerlos merecedores de grandes castigos por las transgresiones que cometen, ya que antes de convertirse no estaban obligados a cumplir con esos mandamientos, y por lo tanto no iban a ser castigados por su incumplimiento, como nos indica el Talmud en el Tratado de Yebamot 47a: que se le informa al candidato a la conversión el castigo por el incumplimiento de los mandamientos, y se lo advierte que antes de la conversión, si come grasa prohibida no es castigado con el cercenamiento de su alma; y si profana el Shabat no es castigado con lapidación, después de convertirse, si es merecedor de estos castigos.

Y la obligación de “no poner escollos delante de ciegos” rige incluso con no judíos. Como está escrito en el Tratado de Avodá Zará, que está prohibido entregar un miembro de un animal vivo a un no judío para que lo coma, puesto que lo induce a realizar una prohibición.

Por consiguiente hizo bien su excelencia, y los rabinos que lo apoyan al decretar la completa prohibición de aceptar conversos en … [me reservo el nombre del país].
Y aquel que desea sinceramente allegarse a la santidad de Israel, que se dirija a la Ciudad Santa de Jerusalén, y allí el Tribunal Rabínico investigará si su deseo de conversión es sincero, de manera que estemos seguros de que van a cumplir con la Torá, como se comprometen a hacerlo en la conversión; que entren realmente bajo las alas de la Presencia Divina, y felicitaciones a su excelencia por mantenerse como firme custodia de la Santidad, eliminando los peligros destructivos que amenazan la Santidad de Israel y su Torá.

Y por intermedio de la presente misiva doy mi consentimiento al decreto de su excelencia y me sumo a los demás eruditos que también dieron su aprobación a este gran decreto [en contra de las conversiones] en la República de …

Que Di-s lo ayude en todo. Envío mi bendición desde el monte de Santidad. Desde Jerusalén.
R” Abraham Itzjak haCohen Kuk.

… Y agrego: ¡Cómo son las cosas! Esta carta no pierde vigencia… Hoy todo esto se hace conforme a lo que la gente le viene en gana, sin importar las consecuencias.

Cortesía Rabino Saul Wigoda

Volver al indice

Contenido Relacionado:

¿Existe una mitzvá de convertir al judaísmo al hijo de un padre judío y una madre no judía?

No hay ninguna mitsvá de salir en busca de no judíos para convencerlos de convertirse. Si el viene por cuenta propia, según el sefer Yere´im, responder sus preguntas en lo que respecta a la fe judía y convencerlo de que es la única y verdadera religión. Esta incluido en la mitzvá de amar a Hashem.

Los poskim discrepan acerca de si existe una mitzvá de convertir al hijo de un padre judío y madre no judía. Que según la halajá no es judío. Aun cuando el padre haya hecho teshuvá su hijo permanece como un testimonio eterno de su pecado. Convertir a tal hijo seria por lo tanto espiritualmente beneficioso para el padre. (Sefer Yere´im, mitzvá 404. Mishná HaGer). Rabino Rafael Cohen Soae, libro preguntas y respuestas.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

¿Quién es judío? ¿El judaísmo es una religión?

Es cada vez más emocionante como muchas personas de las naciones del mundo, buscan   aprender Torá en diferentes páginas de Internet. Contactan a Rabinos y  las redes sociales han ayudado que las personas cada día más entiendan su rol como no judíos.

Sin embargo también encontramos muchas personas que no han entendido que es realmente el judaísmo y tienden a mezclar las ideas de las religiones con el judaísmo. Lo más seguro es que sus intenciones sean sinceras a la hora de buscar la verdad, pero no tienen la orientación adecuada.

En las religiones la persona puede decidir que ser y que no ser. Es decir una persona nacida en determinada religión, puede decidir más adelante cambiar a otra. Esto porque se define a la religión como algo enfocado solo en la Fé o la identificación espiritual o sentimental de la persona.

El Judaísmo no es una religión, realmente es un pueblo y como tal tiene sus  propias costumbres o leyes las cuales estas consignadas en la Torá y el talmud.

Así como una persona viaja a la India y encontrará que las costumbres de sus habitantes son muy diferentes y si viaja a África y encontrara grupos étnicos con sus costumbres ancestrales, así es el  judaísmo, no es algo que se defina por la orientación espiritual solamente si no por cómo se vive desde hace mas de 2000 años desde que fue entregada la Torá en el Sinaí. Por tanto una persona que es del pueblo judío no puede dejar de serlo como aquel que escogió otra religión, realmente no hay manera de dejar de ser judío y si una persona judía decide practicar alguna religión (Jas ve SHalom), no deja de ser judío, solo se convirtió en un judío Renegado y así lo explica el Rambam en su libro Yad Hazaká.

Ya se dedicaron los sabios del pueblo judío a desglosar el código de leyes judío hasta que se llegó al Shuljan Aruj, y en él están consignadas todas las leyes que el pueblo judío cumple hasta el día de hoy. Las personas no judías que desconocen este código de leyes no saben que aun en el Existen las leyes para recibir a aquellas personas que no nacieron judías pero que de manera sincera desean serlo, y es allí donde debe quedar claro que solo hay dos formas de pertenecer e este pueblo, naciendo de madre Judía o convertirse al judaísmo, como lo han hecho muchos personajes en la historia judía como los padres de Rabí Akiva, Ruth la moabita entre otros.
Vemos que es claro que el pueblo judío no ha cerrado las puertas a aquellos que desean ser parte de este pueblo, pero así como una nación tiene leyes para otorgarle ciudanía a un extranjero, así el pueblo judío tiene leyes para poder ser parte de él, no es solo un cambio de decisión y de sentimientos como en las religiones, no. Es hacer el proceso de conversión con personas preparadas para ello. Y el pueblo judío así lo ha hecho siempre.
Después de dejar claro que no es una religión y que no se puede ser judío solo por decisión, las personas que están en las religiones cristiano-judías (Misioneros mesiánicos),  tienen dos opciones, empeñarse en decir que son judíos de corazón y auto engañarse  o abandonar realmente toda la idolatría y hacerse de un rabino que le oriente en el tema sin olvidar que no es necesario ser judío por que Hashem le entrego al mundo 7 mandamientos o leyes Noajídas, que en el talmud en Sanedrin se despliegan hasta 30. Y estas 7 leyes no son un invento del judaísmo para probar si la persona quiere ser judía, como escuche una vez de alguien, si no que realmente  se puede apreciar en la entrega  de la Torá en el monte Sinaí donde todos los 10 pronunciamientos hechos por Hashem contienen 620 letras y los sabios explican en el Talmud que se refiere a los 613 mandamientos para el pueblo judío y los 7 mandamientos para las demás naciones. Ambos, judíos y Noajídas tienen parte en el mundo venidero.
En conclusión si una persona de verdad desea ser judío debe reconocer la unidad de Hashem, renunciar a los falsos mesías, buscar orientación de un verdadero Rabino Judío y seguir el proceso de conversión como lo indica la ley judía, no sin antes darse la oportunidad de conocer la vida Noajída, no porque el Noajísmo sea un paso para la conversión al judaísmo, si no para que la persona realmente pueda encontrar toda la información necesaria y tal vez pueda tomar una decisión no por la emoción, por ejemplo he conocido casos de personas que dicen a la primera vez que quieren ser judíos y luego de estudiar deciden aceptar su identidad Noajídas y empezar a vivirla, ya que la primera afirmación solo era una emoción sin fundamentos informativos. Caso contrario he conocido personas que se convierten al judaísmo y luego dejan de cumplir las leyes judías por que decidieron que realmente no se adaptan a ellas, pero esto es un grave error por que como dije antes, ya no puede dejar de ser judío y ahora sus transgresiones serán contadas como las de un judío y no como las de un no judío y esto es mucho peor para su alma.

En próximas publicaciones estaré hablando un poco más sobre diferencias entre judíos y no judíos, ninguno es mejor que el otro, solo son diferentes. Y también estaremos hablando un poco más sobre la conversión al judaísmo.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

¿Cuánto es el tiempo de estudio para una conversión judío ortodoxa?

No existe tiempo mínimo o máximo para una conversión, pues todo depende del candidato a conversión, lo que hará que una conversión dure más o dure menos es precisamente el estudio y la práctica que la persona tenga de lo que corresponde llevar una vida judía, y es muy importante la práctica porque de otra forma no puede ser judío si no sabe qué hacer y cómo hacer y muchos más interrogantes surgen en la práctica en el proceso, que por su puesto deben ser resueltos por el rabino o los rabinos encargados de su proceso. Vale la pena decir que no existen conversiones On line o a distancia, puesto que no hay manera de evidenciar la práctica y compromiso del candidato en lo que dice que quiere ser, Judío. Por tanto es necesario que el candidato este inmerso en el seno de una comunidad judía practicando y aprendiendo.

Si alguien le ofrece conversiones On line mejor aléjese de allí rápido y evítese decepciones, pues no será reconocido como tal en una comunidad judía.

Tres cosas son importantes tener claras en el candidato a conversión:

  1. Kabalat mitzvot (Aceptar el yugo de las mitzvot)
  2. Teviláh (Inmersión en una mikve kasher)
  3. Milá o circuncisión en el caso del hombre.

Si alguno de estos puntos no se hace bien traerá problemas al converso y podría estar en un estado de Safek o duda si es judío o no. Es por eso que quienes deben llevar a cabo estos puntos deben ser dayanim expertos, y aun así conocer de primera mano si los deseos de conversión de la persona son sinceros y desinteresados es difícil, pues no conocemos los corazones de las personas.

Por tal razón que se debe dar tiempo suficiente para saber si el candidato a conversión es sincero y esto amerita conocerlo bien en su práctica de las mitzvot dentro de una comunidad y aun así, el beit din se puede reservar el derecho de no convertirlo incluso que lleve mucho tiempo estudiando e incluso que sepa lo estudiado. Conocí casos de personas en Israel que estuvieron estudiando durante 3 años y al final nunca les dieron conversión y tuvieron que regresarse a su país.

En cuanto al punto de la inmersión o tevilá debe hacerse frente a testigos y en una mikve que sea apta, es decir una piscina, alberca, o bañera no serviría para efectos halajicos, por tanto también donde vea que hacen estos procedimientos así, no son judíos y también aléjese de allí lo antes posible.

Respecto a la circuncisión ya he explicado antes que tiene que hacerse con personas no solo especializados en temas de medicina si no expertos en la halajá o Mohalim, de lo contrario cuando le revise un beit Din serio le tocará corregir la cirugía muy probablemente.

Por esto y muchos motivos que no es fácil explicar aquí, una persona que quiera convertirse debe dirigirse a un tribunal serio, indagar bien sobre lo que le ofrecen y asegurarse bien de la seriedad de las cosas antes de complicarse la vida en temas dudosos, Lo fácil es siempre motivo de duda.

Por otro lado el Beit din o institución de conversión se tomará su tiempo para estar seguros del candidato. En cuanto a la vida práctica dentro de una comunidad judía, fuera de Israel se hace difícil a veces por políticas internas de las comunidades en la diáspora, las cuales también  son plenamente entendibles, por eso es bueno dirigirse a instituciones autorizadas en Israel o estados unidos, pues no todas las conversiones hechas fuera de Israel son Válidas HALAJICAMENTE en Israel, recalco la palabra halajicamente, porque no tiene nada que ver con situaciones políticas.

En Israel no se cobra en nada por conversiones, inmersiones, circuncisiones etc, es posible que la persona deba pagar más que todo por alojamiento y alimentación en la yeshiva que le ayuda con este tema, pero si son casados deberían arrendar apartamento, esto lo dejare para una próxima publicación la próxima semana que titularé “Hacer conversión en Israel, lo que necesitas saber antes”.

Saludos!

Volver al indice

Contenido Relacionado:

El judaísmo no es solo una bella y cautivante concepción de vida.

Muchas personas en la actualidad, principalmente en américa, están recurriendo a lo que ellos llaman conversiones Halajícas, y creen que se les llama así solo porque no son reconocidas por el estado político de Israel (Recomiendo ver articulo: mitos y realidades de Israel:¿conversión Halajíca?), pero bajo esta figura muchas veces se hacen conversiones que no están bien hechas ni quiera según la halajá o en las cuales el candidato a conversión no recibió la preparación adecuada en el cumplimiento de lo básico de la vida judía, por eso algunos las llaman seudo conversión. En este caso una de estas personas convertidas que vive fuera de Israel, donde se guardan dos días festivos de pésaj, envía un correo a un rabino en Israel donde ya el segundo día de pésaj no es festivo. B”H hoy día el remitente de este correo quien volvió a hacer conversión ante un verdadero tribunal rabínico bien organizado, me comparte este mail reconociendo que en aquel momento ignoraba muchas cosas y que este correo le cambió su vida y se dio cuenta que ser judío implica estudiar y cumplir día a día, y de lo mal preparado en estudio halajíco que estuvo en aquel momento. Espero que este artículo ayude a tomar un buen camino a aquellos prosélitos (Conversos) sinceros. La respuesta en el mail es la siguiente, se ha omitido nombres y ciudades o países.
Respuesta Del rabino  desde Jerusalén
B”H estimado amigo desde siempre me ha conmovido la simpatía y el amor al pueblo judío que los justos de las naciones manifiestan por el pueblo y la tierra de Israel. He visto siempre con buenos ojos y con apertura, los deseos sinceros de mucha gente de sumarse al pueblo judío y durante mi cadencia como rabino principal de la comunidad (De algún país fuera de Israel) ayudé a muchos a plasmar su sueño y hoy la gran mayoría de ellos viven felices en  diversas latitudes de esta bendita tierra de  Israel.   El judaísmo no es solo teoría. No se trata solo de una bella y cautivante concepción de vida y mundo sino de praxis- práctica cotidiana y comprometida con las mitzvot que caracterizan la vida de un buen judío. Sin esa praxis, sin mitzvot, no hay judaísmo.
La devoción por el cumplimiento que manifestaban aquellos gentiles que querían abrazar el judaísmo es lo que conmovía mi alma y sensibilizaba mi corazón para  extender una mano y hacer lo posible para promover su conversión.
 verlos hacer el esfuerzo económico por comprar un par de tefilin, viajar 3-4 horas para llegar a otra ciudad a comprar carne kasher, etc todo ello me emocionaba profundamente ya que se percibían no solo palabras sino identificación a través de hechos concretos que demostraban fehacientemente su compromiso con la vida judía.   Estimado amigo; aunque sus palabras me llegan al corazón no percibo el compromiso a través de las acciones. Un ejemplo: ud me escribe  un email el día de pésaj cuando está prohibido el uso de electricidad y la escritura misma.!!!!!!/???????? Siente ud vocación por ser rabino cuando aún no ha asumido el compromiso de vivir como judío a pesar de haber realizado una seudo conversión misma que debía haber sido expresión y testimonio de cumplimiento fiel de las mitzvot. Lo digo con todo respeto y consideración. ud busca un buen consejo. Pues se lo doy. Si realmente ud quiere ser judío comprométase! practique con devoción! cumpla la ley como lo establece el shuljan aruj! todo lo demás son palabras. practica total es la llave. practica total es el objetivo. practica total suya y de su familia inmediata. Si no hay práctica total no hay judaísmo. El cristianismo es fe el judaísmo es acción y practica que es fruto de la fe. Por cierto, dudo que donde ud reside en (País del remitente) tenga chance de vivir como D-s manda ya que solo en los marcos de una comunidad judía ortodoxa podrá desarrollar una vida judía autentica.

¿Que es una Conversión Halájica?

Mucho se habla sobre este tema y es objeto de separación, la gente pregunta ¿Eres judío nacido o judío converso?, generalmente la pregunta que le sigue a esa es: ¿Con quién hiciste conversión? Y lo más probable es que la siguiente pregunta sea algo como: “¿Esa conversión no es válida por Israel?”. Entonces lo siguiente a explicar en ese círculo de preguntas es que se tiene una conversión Halájica….pero nos hemos preguntado realmente cuales con las halajot de giur o conversión?….las sabemos o simplemente la persona repite mecánicamente lo que le dijeron… QUE ES UNA CONVERSION HALAJICA.Un proceso de conversión halajíco que tiene fallas en la halajá, no es un buen proceso, debe hacerse al pie de lo que dice la halajá de las conversiones y realmente para muchos de los que en su momento hicieron un giur halajico no saben bien estas cosas, y muchos aun no las saben, pero se sigue repitiendo que es un giur halajíco solo porque no lo vale el estado de Israel, sin preguntarse qué significa que no sea válido, por qué razón y para qué objetivo, esto lo explicaré mas adelante.Primero que todo no soy experto en el tema, son temas que competen no solo a rabinos si no realmente a Dayanim (Jueces judíos) pero puedo compartirles lo que me han compartido personalmente algunos Dayaním.Así trae el Shuljan Aruj en Yoré Deá 268
“Todo el proceso de conversión que incluye enumerarle las mitzvot la circuncisión e inmersión deberá ser efectuado en presencia de tres judíos aptos para juzgar y Durante la Luz del día. Bediavad si se circuncidó o entro a la Mikve frente a dos rabinos o que son familiares o de noche, aun si su inmersión fue con la intensión de purificarse su Gerut es válida y podrá casarse con una judía a menos que no aceptó el yugo de las mitzvot durante el día y frente a tres sino su Gerut será invalida.”Es de mucha importancia ver que dice JUDÍOS APTOS PARA JUZGAR, Hay discusión en esto entre los jajamín y hay quien dice  que esto se refiere a Dayanin expertos en temas de conversiones, y hay quien dice que sirven judíos de nacimiento que cumplan los mandamientos de la Torá. Pero Todos están de acuerdo en que no debe Haber conversos formando este tribunal rabínico. Según Rambam un judío de nacimiento puede servir como parte de los testigos si guarda Los mandamientos de la Torá, pero para evitar cuestionamientos al converso, Lejatjila o en principio se deben tener Dayanin expertos.Por otro lado dice BEDIAVAD si se hizo ante dos Rabinos su gerut está permitida.Bediadvad para los que no saben es algo que no está bien hecho desde un principio, pero que hay alguna forma de remediarlo después que se hizo, SI ESTO NO SE HIZO CON LA INTENCIÓN, es decir si yo sé que es bediavad y así lo hago, el solo hecho de que sabía que en un principio no está bien hecho, esto prohíbe todo el acto, y ya no hay manera de remediarlo.Es precisamente aquí donde empieza la duda de la conversión, primero que todo sabemos que no podemos hacer algo en la halajá con la intención desde un inicio en hacerlo Bediabad, por ejemplo, si por casualidad cayo una gota de leche en una cocción de carne de aves y no había shishim en la cocción (60 veces más del volumen de la cocción frente al volumen de la gota), entonces esta mezcla está prohibida, sin embargo Bediavad se puede agregar más contenido de cocción de carne de aves hasta alcanzar shishim y hacer bitul (anulación) y así queda permitido de comer o sacar provecho. Pero si yo sé que puedo anular una gota de leche y vengo y le agregó la gota y luego agrego más cocción hasta alcanzar 60 veces más, todo está Asur (prohibido), porque no fue accidental, fue con toda la intención.¿En base a esto puedo yo hacer una conversión Bediavad desde un inicio?La respuesta es NO, es igual que el ejemplo de la cocción, ¿entonces por qué algunas conversiones halajícas tienen validez?Como dije antes las conversiones hechas desde un principio en forma Bediabad,  no son válidos, pero no es tan sencillo el tema para los Rabinos y entran en algo que se llama Safek de Giur (Duda de conversión).Bueno también los Dayanim tienen muy en cuenta la opción Bediavad de la cita del Shuljan Aruj y también es importante anotar que allí dice: “Bediavad si se circuncido o entro a la Mikve frente a dos rabinos o que son familiares o de noche, aun si su inmersión fue con la intensión de purificarse su Gerut es válida y podrá casarse con una judía a menos que no acepto el yugo de las Mitzvot”. ES MUY IMPORTANTE LA INTENCIÓN DEL GER (converso), y al consultar a un Dayan me dijo, “Que vamos a hacer, los que hicieron Tal giur no procedieron LEJATJILA (en principio de la forma adecuada), pero los guerim no sabían esto y eran ingenuos de la Halajá, y esto les hace conversos sin ninguna duda”Realmente este Dayan o juez judío se estaba refiriendo a ciertas organizaciones que incluyen en sus conversiones como testigos a personas conversas, este guiur es aún más problemático, pero aun así también se puede solucionar, ya veremos cómo mas adelante.Algunos Rabinos que hacen conversiones Halajicas se apoyan en que el converso no tiene otro interés más que ser judío pues no trabajan con el estado de Israel y no ofrece nacionalidad. Esto hace más genuino su giur, y esta forma también es válida, pero no deja de ser bediavad para muchos dayanim acá en Israel.

  • Está escrito en el Shuljan Aruj que un converso no puede ser Dayán. Si dentro del Bet Din hubo un converso como Dayán, entonces aunque la conversión es dudosa toma efecto Bediavad.
  • No hay conversión a menos que esta se lleve a cabo delante de 3 Dayanim judíos nativos (es decir nacidos dentro del pueblo judío, de padre y madre judíos) que recibieron Semija (ordenanza de un Rabinato competente).
  • Si  un Dayán es judío nativo erudito de Torá pero los dos Dayanim son Gerim y no son eruditos de Torá, en tal caso se cuenta para Minyan en caso de apremio, pero no se puede casar con una judía porque se estaría tratando con Safek Deorayta y eso es una duda basada en una prohibición de la Torá.

Realmente estos temas merecen ampliarse, por eso después que termine una descripción general, tratare de abordar ciertos puntos de lo que hemos compartido hasta ahora. Por tanto aquel converso sincero que desea salir de la duda en la que lo tienen y sacar a sus hijos de dudas para que en el futuro no vayan a tener problemas al querer casarse con otros judíos, deben hacer una conversión por un tribunal rabino bien organizado y serio.La idea de este artículo es aclararle con mi más sincero cariño y afecto, a las personas que me escriben, que una conversión Halajíca NO ES UNA QUE NO VALE EL ESTADO DE ISRAEL,  es una conversión que se hace al pie de la halajá y aquellos rabinos que van a convertir personas deben preocuparse por sus nuevos conversos y no someterlos a dudas aprovechándose de la ingenuidad del candidato a conversión de estos temas.Por ultimo también quiero Aclarar que Hay conversiones hechas con tribunales Rabinos ortodoxos serios y bien organizados con Jueces expertos en temas de conversiones y que no trabajan con el estado de Israel, pero que son conversiones autenticas y nadie puede cuestionar su legitimidad y validez dentro de la Torá, Estas si son conversiones halajicas aunque en muchos casos no permiten obtener la ciudadanía de Israel lo cual es un procedimiento politico.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

Mi pareja no se quiere convertir al Judaísmo

Un proceso de conversión es voluntario y no forzado ya que no hay ningún mandamiento de convertir a personas, en verdad existe un mandamiento de amar al converso, pero no de salir a buscar conversos.
Cada persona que en algún momento decidió convertirse al judaísmo lo hizo voluntariamente y después de haber recibido una orientación por un rabino. Si enfocamos esto en el tema de parejas es mucho más complicado puesto Hashem ordenó a Adam a tener una pareja, La primera pareja en el mundo fue Adam y Javá y con ella Hashem nos quiso enseñar algunos principios importantes de la vida de pareja. Por ejemplo, Hashem dice en Bereshit  “No es bueno que el hombre este solo” y también dice “Y el hombre dejara a su padre y a su madre y se apegará a su mujer”. Esto nos enseña que lo BUENO a los ojos de Hashem es que existan Parejas, parejas que al final de cuenta van a trabajar en equipo en la búsqueda de la perfección. Por tanto en casos de conversión ambos deben querer, y ambos deben prepararse, si ambos no se preparan para una conversión, obviamente no le darán conversión a uno solo, por una sencilla razón, está prohibido para el judío casarse o mantener relaciones con una no judía y viceversa, por tanto no podrían Hacer judío a una persona que seguirá casado con otra persona no judía, porque cada momento de vida juntos seria pecado para el judío. Por otro lado tampoco está bien terminar abruptamente una relación por motivos de conversión, puesto que como vimos antes Hashem siempre quiere parejas, y el hombre no puede perfeccionarse solo. Y hay Historias en la Guemará de rabinos que Prefirieron perder su honor por unos instantes antes que ser causantes de una separación de una pareja. Y se debe ser muy cuidadoso con esto y tener temor de Hashem como para decirle a una  persona que debe divorciarse si quiere ser judía, es Preferible que esta pareja Continúe en el camino Noajida y sigan Construyendo una familia con el buen ejemplo y La sabiduría de la Torá.
Hay quienes si se han divorciado y se han convertido al judaísmo, pero como dije antes no es un tema fácil y mucho si hay hijos de por medio, se debe pensar bien el asunto y recordar que no hay obligación en ser judío, pero si hay obligación de construir una familia.
Por ultimo cabe recordar que en caso que los dos decidan convertirse pero solo uno estuvo asistiendo al proceso, recibiendo instrucción, viviendo el judaísmo  y practicando Mitzvot, tampoco los van a convertir puesto que el rabino que los preparó no tiene certeza del compromiso de la otra persona que nunca asistió a clases y a la comunidad judía y por lo tanto no puede dar el visto Bueno ante el tribunal rabínico.
Volver al indice

Contenido Relacionado:

Siento que mi alma es judía

Muchas son las personas que me han expresado eso por diferentes medios, y sé que muchos mas dicen sentir lo mismo, quisiera darles una orientación objetiva de esta afirmación.

Sé que muchas personas dicen esto con todo su corazón, y sienten que de alguna manera tienen y expresan su amor a Israel,  sin embargo en el pueblo judío a pesar que también nuestras emociones son muy importantes, estas no son las que determinan nuestras acciones, realmente  el intelecto es el que debe gobernar las emociones y este se construye con la información y el estudio. Por Tanto las emociones no deben ser las únicas que deben llevar a la persona a tomar una decisión de conversión.
Si bien es cierto que el pueblo judío permite las conversiones, y existen leyes para estas, la persona muchas veces cuando dice que desea ser parte del pueblo judío no conoce nada o muy poco de las leyes de nuestro pueblo, y cuando empiezan a estudiarlas y practicarlas, muchas cosas les parecen exageradas y difíciles, sin embargo el pueblo judío sabe que está precisamente es la expresión de nuestra libertad, pues no somos esclavos de nuestros impulsos naturales si no que aprendemos a controlarlos y usarlos de manera permitida.
Por otro lado existen las leyes que Hashem dio a las naciones no judías y son las 7 leyes de Noaj, que los justos de las naciones deben cumplir, si bien  son aparentemente 7 leyes, sin embargo estas leyes tienen montones de subdivisiones que hacen la vida noajida algo muy enriquecedor!
Entonces en mi opinión una persona puede que tenga ese interés de sumarse al pueblo judío, pero debe tener toda la información necesaria para que su decisión sea bien fundamentada, Puesto que no todos quieren tantas restricciones para su vida, en ese caso es mejor que siga siendo un Justo de las naciones, puesto que una vez que se convierta no deja de ser judío ni si deja de comportarse como tal, y esto es un gran problema, puesto ahora sus pecados serán contados como un judío renegado o que rechazó la Torá de Hashem.
No es la vida Noajida obligada mente un paso a la conversión, pero no hay dudas que un candidato a conversión que ha vivido una vida noajida durante algún tiempo, tiene mas claro lo que quiere.
Es tan simple como si la persona fuera a firmar el negocio de su vida y lo hace basado en un sentir de su corazón, el riesgo de equivocarse es muy grande, y la persona va a querer saber toda la información de ese negocio para tomar la decisión, en este caso La Torá no es un negocio Jas ve Shalom (D´os no lo quiera), pero si implica cosas no Tan buenas para aquellos que se comprometen a cumplir y luego no lo hacen. La historia lo ha demostrado, las veces que el pueblo judío lastimosamente se alejó de los preceptos y empezó a asimilarse a otras naciones, llegaron grandes y duros decretos divinos.
Por lo tanto decir que siente que su alma es judía es solo un sentir que quien podría saber si es verdad, puede ser solo una percepción equivocada, y por eso ante esas dudas ningún Tribunal Rabínico serio convierte a Nadie por lo que dice sentir! si no por cómo se conduce y como se preparó.
Volver al indice

Contenido Relacionado:

Mi apellido es judío 

Alguien me comenta que él es judío porque vio que su apellido estaba en la lista de apellidos judíos que vio en una página web.

O también dicen que  tiene ascendencia Judía. Realmente esto no indica que es judío, solo indica que es probable que entre sus ancestros exista alguien que fue judío, y más que todo esto se dio en la época de la colonia española. Donde muchos judíos fueron forzados a convertirse al Catolicismo bajo pena de muerte, sin embargo ellos siguieron siendo judíos de manera privada, en sus casas.

Esto inicialmente parecía una buena idea para salvar sus vidas, pero teniendo en cuenta que no se les podía decir a los hijos que eran judíos, puesto que los niños jamás ven el peligro como un adulto y por temor a que lo dijeran en público y esto les costara la vida, muchos niños judíos crecieron sin saber que eran judíos, pensaban  que eran católicos, esto causó asimilación y pronto ellos tomaron por esposas a mujeres no judías, lo cual está prohibido Para el judío, y nacieron niños que no eran judíos puesto que da la judeidad del bebe es la madre. Si el padre judío y la madre no, los niños no son judíos, o caso contrario, si el padre no es judío y la madre es judía, los niños son judíos, así establece la ley judía.

Esto sumado a la costumbre de que el apellido que se le coloca primero al niño o niña es el del padre (Sin Importar si es judío), sumado a la asimilación y los matrimonios con parejas no judías, y sumado también a mas de 500 años desde que sucedió la colonización española, hace imposible que una persona pueda asegurar que es judío solo por su apellido. Esto tal vez le sirva para seguir indagando mas sobre sus ancestros, pero si realmente desea ser judío deberá someterse a un proceso de conversión ortodoxa  al judaísmo y luego que culmine este, entonces si es judío.

Volver al indice

Parashá de la semana:

La circuncisión: Como es el proceso de conversión al judaísmo

Como mencioné en el artículo pasado, la circuncisión no es obligatoria para el no judío, y si este la hace eso no le convierte en judío automáticamente, debe atravesar un proceso de conversión según la ley judía.
Sin embargo muchas personas que aspiran a una conversión se hacen este procedimiento con un medico y les ha sucedido que cuando se presentan ante el Beit Din (Tribunal Rabínico) y lo examina un Mohel (Experto en las leyes de Brit Milá), resultó que no estaba apto, puesto que su circuncisión no cumplía con la ley judía y le tocó volvérsela a Hacer.
Todo candidato a conversión además de haber estado preparándose en la ley judía básica que le permita vivir como judío, y estar viviendo en el seno de una comunidad judía, deberá luego presentarse ante un tribunal rabínico, estos le harán preguntas para examinar su conocimiento en la ley judía, el Rabino o institución que lo preparó debe informar si esta persona ha estado manteniendo la práctica de los Mitzvot que corresponden al pueblo judío en su vida diaria.
Luego de esto al candidato le es examinada su circuncisión para verificar que está este de acuerdo a la halajá y si es así, se le saca una gota de sangre con un pinchazo, este procedimiento se llama Hatafat Dam Brit. Esto se hace frente a los tres Dayanin (O jueces Judíos) quienes verifican que todo se haga según la ley.
Luego de esto la persona es llevada a una Mikvé (Baño Ritual) y frente a los rabinos expertos en Conversiones se sumerge para culminar su proceso, y luego pronuncia la bendición correspondiente para sumarse al pueblo Judío.
Mientras la persona no atraviese todo este proceso no es considerada judía, sin embargo aclaro que si bien algunas personas se hacen llamar Dayanim cuando no lo son o cuando aun peor ni siquiera son judíos nada de esto es válido. Por eso es importante que el candidato a conversión indague si realmente estas personas son rabinos Dayanim, y están autorizados para hacer conversiones.
Hace poco un chico me escribió preguntándome sobre el procedimiento que él se había hecho, y resulta que por los otros detalles que me dio, nada de esto es válido, la única opción es que un mohel competente le revise su cirugía para ver si quedó bien, algunas veces está bien y puede terminar su proceso mientras cumpla con los otros requisitos, sin embargo en mi opinión es mejor no exponerse así, puesto que de no ser apta toca volver al quirófano y son cosas muy delicadas como para tomárselo a la ligera.
En Israel las instituciones encargadas de los procesos de conversión Facilitan a la persona que se haga este procedimiento con un verdadero mohel y así evita riesgos. Las conversiones que se hacen fuera de Israel son problemáticas si no se hacen bajo el amparo de una comunidad judía seria, algunas son llamadas conversiones halájicas por que no están reconocidas por el estado de Israel, y esto es válido pues varios sectores de judíos no son Sionistas y prefieren hacer esto sin una validación del estado, pero obviamente es válido por la ley judía. Sin embargo bajo esta figura están muchos aprovechando para ofrecer conversiones a personas, cobrar un buen dinero y cuando estos supuestos conversos llegan donde un mohel que les examine resulta que no son aptos, entonces como pueden llamarse conversiones Halájicas si no se cumple con la halajá.
Es preferible que la persona tome todas las medidas adecuadas y no se deje maravillar fácilmente por tribunales judíos que no son aptos, o por aquellos grupos mesiánicos que les hacen creer que son judíos aunque hagan todo como lo dice la ley.

síguenos en facebook

Volver al indice

Contenido Relacionado:

La raíz del alma de los conversos

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Bereshit 1:1) Aun antes de crear al hombre, Dios creó otras dos cosas llamadas “reshit” (principio), que son lo fundamental de la creación y que si no hubiera sido por ellas, Dios no habría creado los cielos y la tierra. Rashi dice: “En el principio creó: Dios creó el mundo para la Torá, que es llamada reshit darkó (el principio de Su camino) y para Israel, que es llamado reshit tevuatá (la primicia de Sus frutos)”. Es decir que todo el mundo fue creado para la Torá y para Israel, quienes son llamados “reshit”. A esto se refiere el profeta (Irmiahu 33:25) cuando dice “Si no he hecho Yo pacto con el día y la noche y si no he dado leyes al cielo y a la tierra”. Y la explicación es que si no fuera por la sagrada Torá, que es llamada “Pacto”, a la cual es necesario subyugarse de día y de noche, Dios no habría dispuesto las leyes que rigen los cielos y la tierra. De hecho, el estudio de la Torá del pueblo de Israel es necesario tanto de día como de noche, porque el mundo sigue funcionando por el mérito de la Torá y por eso es necesario estudiarla durante todas las horas del día y de la noche. Además, cuando el pueblo de Israel quita la carne de su prepucio y cuida el pacto sagrado, también está ayudando a mantener las leyes de los cielos y de la tierra para que el mundo siga existiendo y funcionando.

Es sabido que las almas del pueblo de Israel fueron creadas antes de la creación misma.

Siendo así, es necesario entender de dónde provienen las almas de los conversos y si también las almas de los conversos fueron creadas antes de la creación del mundo junto con las almas del pueblo de Israel o si son almas nuevas que se crearon y se siguen creando con el resto de las almas de los pueblos del mundo.

Oí decir que las almas de los conversos tienen su raíz en las almas de aquéllos que desearon recibir la Torá en el Monte Sinaí, pero que no tuvieron la posibilidad de llegar y pararse al pie del mismo. Dios se comportó con bondad hacia esas almas, que a lo largo de la historia fueron uniéndose al pueblo de Israel a través de la conversión aceptando el yugo de la Torá y de las mitzvot. Con esta explicación, se acentúa aún más nuestra pregunta respecto a si las almas de los conversos fueron creadas antes de la creación del mundo junto con las almas de Israel y esperan a los conversos hasta el momento en el que se sumerjan en la mikve y acepten el yugo de la Torá y de las mitzvot, o si esas almas tienen una naturaleza distinta de las almas del pueblo de Israel.

Podemos responder a esta pregunta a partir del versículo “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”. La palabra shamaim (cielo) alude a las almas del pueblo de Israel que representan a los cielos elevados y superiores mientras que la palabra aretz (tierra) alude a las almas de los conversos. ¿Por qué las almas de los conversos tienen la característica de aretz? Porque ellos no recibieron un alma judía en el momento mismo de su nacimiento, sino solamente después de algunos años sobre la tierra, en el momento en que deciden unirse al pueblo judío. La palabra bará (creó) tiene el mismo valor numérico que la palabra guer (converso); es decir que incluso antes de la creación del mundo, Dios creó también las almas de los conversos junto con las almas de los judíos y la Torá, que como ya dijimos son reshit (el principio). El hecho de que Dios creara las almas de los conversos junto con las almas de los judíos fue un acto de jesed, para que en el momento en que éstos se unan al pueblo de Israel su integración sea completa, llegando hasta la raíz misma, que es la raíz de las almas del pueblo de Israel que fueron creadas antes de la creación del mundo.

Es posible que si Dios no lo hubiera hecho de esta manera, el pueblo de Israel no habría deseado recibir a los conversos entre ellos considerándolos como su propio ser.

Como Dios ya sabía que en el futuro habría conversos que desearían aceptar el yugo de la Torá y de las mitzvot (dado que sus almas ya habían deseado aceptar la Torá en el Monte Sinaí pero no tuvieron la posibilidad de hacerlo), por eso creó sus almas junto con las almas del pueblo de Israel, y de esta manera les otorgó la fuerza y la posibilidad de unirse al pueblo judío y convertirse en una parte inseparable del mismo.

La Torá comienza con las palabras: “En el principio creó Dios” y termina con las palabras “Ante los ojos de todo Israel”. De aquí se aprende que incluso antes del mundo, Dios tuvo la intención de aceptar a las almas de los conversos dentro del seno del pueblo judío, porque como ya explicamos, la palabra bará alude a la creación de las almas de los conversos.

En el momento en el cual la persona se convierte, a pesar de que en ese momento pueda ser un anciano, se considera como si hubiera nacido de nuevo debido a que está escrito “En el principio”. Desde ese momento, él forma parte del pueblo de Israel tal como está escrito al final de la Torá: “Ante los ojos de todo Israel”.

Y así como la bendición de Moshé Rabenu recae sobre todo el pueblo de Israel, también recae sobre los conversos a quienes se nos ha ordenado amar como a hermanos, tal como está escrito: “Y amarás al converso”. Mi alumno, Rabi David ben Shalom HaCohen, agrega que está escrito: “Y Dios el Eterno formó al hombre del polvo de la tierra e insufló en su nariz aliento de vida y el hombre se convirtió en un alma viviente” (Bereshit 2:7). ¿Qué significa “aliento de vida”? La Torá podría haber dicho que Dios insufló en la nariz del hombre el alma. La respuesta es que Dios es una luz infinita sin ningún límite. Dicen nuestros Sabios que el alma es una parte del Dios Eterno, tal como está escrito: “Porque el alma de la persona es la vela de Dios”. De esta manera, el alma es una parte de la luz del Creador, que tiene vida sin límite. Y así como Dios existe por toda la eternidad, de la misma manera el aliento de vida de la persona -que es parte de esa luz Divina- no tiene ningún límite y existe eternamente.

Como sabemos, la raíz de las almas se encuentra debajo del Trono Divino y por eso las almas tienen mayores méritos que todos los mundos y que todas las sefirot.

Y a pesar de que el cuerpo viene a este mundo, el alma sigue viva y existiendo en el Mundo Venidero.

El concepto de la muerte no tiene ningún significado en el Mundo Venidero, porque éste es completamente eterno. El Rambán en Shaar HaGuemul dice que la persona debe pasar por los dos mundos: por este mundo, porque aquí tiene lugar la corrección del cuerpo a través de la muerte, y por el Mundo Venidero, porque allí tiene lugar la corrección del alma, cuando puede purificarse, elevarse y apegarse a su fuente originaria de vida. Dijeron nuestros Sabios: “Los tzadikim al morir son llamados ‘vivos’ y los malvados en vida son llamados ‘muertos’”. Cuando la persona se aleja del servicio Divino y de su Creador y hace algo “malo” ( רע ) (palabra cuyas iniciales implican רצון עצמ ו , es decir, su propia voluntad), sigue cayendo en sus actos cada vez más porque un pecado provoca otro pecado, hasta que finalmente la persona se convierte en un rashá (un malvado), cuyas letras también son las iniciales de “por su propia voluntad”. Debido a la maldad, la Presencia Divina se aleja de la persona hasta que finalmente ésta queda sin Supervisión.

Vimos que Dios es llamado “Mi Nombre”, tal como está escrito: “Yo Seré el que Seré… Éste es Mi Nombre por siempre y para siempre y éste es Mi recuerdo de generación en generación”. De estos versículos se entiende que “Mi Nombre” se refiere a la Shejiná, a la Presencia Divina, porque la persona tuvo el mérito de que la Shejiná se posara sobre ella, porque fue creada a imagen Divina.

Podemos decir que éste es el secreto del versículo “Porque Mi Nombre está cerca de él” y también del versículo “Serás llamado por el Nombre de Dios”. Si dividimos la palabra neshamá (alma) y tomamos las dos primeras letras (nun y shin), obtenemos el mismo valor numérico que la palabra “Shemi” (Mi Nombre). Esto implica que cuando la persona actúa y sigue el camino del mal, se aleja de él el Nombre de Dios [nun shin – Shemi] y nos queda solamente el final del versículo (nishmat jaim, si quitamos la nun y la shin queda met jaim) “muerto vivo”. Esto es lo que dijeron nuestros Sabios, que los malvados son llamados muertos aún cuando viven. En cambio, los tzadikim incluso cuando mueren en este mundo, el Nombre de Dios sigue ligado a ellos y por eso se consideran “aliento de vida”, es decir que están cerca de sus almas, que es una parte Divina y que existe eternamente. Hasta aquí la palabras de mi estimado alumno.

A partir de todo esto podemos explicar que los pueblos del mundo que no tienen en sus bocas todo el tiempo el Nombre de Dios, no son llamados “Adam”, y solamente aquellos que ponen el Nombre de Dios en sus bocas merecen ser llamados Adam y poseer el “aliento de vida”. Cuando los conversos se unen y se apegan a la Shejiná, merecen recibir también el “aliento de vida”, porque al recibir el yugo de la Torá y de las mitzvot se alejan de la definición de los malvados que están muertos y entran al grupo de los tzadikim que están vivos tanto en este mundo como en el Mundo Venidero.

Resumen

Antes de crear el mundo, Dios creó dos creaciones llamadas reshit, que son las almas de los judíos y la sagrada Torá. Nos preguntamos si las almas de los conversos fueron creadas junto con las almas de los judíos. Dijimos que también las almas de los conversos fueron creadas antes de la creación misma del mundo, tal como lo indica el versículo “Bereshit bará” (En el principio creó), porque la palabra bará tiene el mismo valor numérico que la palabra guer (converso).

La Torá comienza diciendo “En el principio creó” y termina diciendo: “Ante los ojos de todo Israel”. Es decir que las almas de los conversos se encuentran unidas al pueblo de Israel porque también fueron creadas antes de la creación del mundo.

Está escrito: “E insufló en su nariz aliento de vida”. Es decir que el alma, que es parte de la eternidad de Dios, es en sí misma eterna. Mientras que los malvados son llamados “muertos” en vida, los tzadikim son llamados “vivos” incluso después de morir en este mundo, porque están ligados al alma eterna.

Dios es llamado “Mi Nombre”, como está escrito: “Éste será Mi Nombre por siempre y para siempre”. Cuando la persona sigue el camino de Dios, el Nombre Divino reposa sobre ella. Pero si la persona se desvía del camino de Dios, entonces también el Nombre de Dios se aleja de ella, tal como queda aludido en la misma palabra neshamá.

Torat David – Bereshit. Rabí Janania Pinto.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

¿Se puede determinar si somos judíos a través de un examen de ADN?

Me envían esta otra pregunta y preferí compartir esta pregunta muy parecida tomada de la pagina de Jabad.
 
¿Existe una prueba de ADN confiable para la raza judía?
La respuesta corta:
No, porque los Judíos no son una raza
Respuesta de Askmoses:
Incluso un 100%  ADN de un familiar no necesariamente aclara la identidad judía de alguien. Por ejemplo, en algunas personas el “ADN judío” es positivo pero no son judíos, porque para que alguien sea judío, su madre debe ser judía. Por lo tanto, una persona puede tener tres abuelos judíos (y, por eso “ADN judío”), pero sin embargo puede no ser judío si la abuela materna no lo era.
Por otra parte, algunos judíos tienen “el ADN judío” negativo, debido a la conversión. Nacieron de una base genética no judía, y más tarde decidieron convertirse en judíos, una transformación espiritual que no se ha demostrado que altera el ADN.

Así que, un análisis genético puede indicar relación biológica con los judíos, o la ausencia de ésta. No obstante, no puede probar si una persona es judía o no.

Extraído de jabad. org

Como es la conversión al judaísmo para una mujer

Cada persona sea hombre o mujer que aspire a unirse a este pueblo debe empezar y culminar satisfactoriamente un proceso de conversión y este proceso es un tiempo de estudio y práctica con orientación de un rabino. Se debe estudiar básicamente:
1. Leyes de Shabat y Festividades
2. Leyes de pureza familiar
3. Leyes de kashrut o alimentación.
4. Bendiciones y Rezos
Cada persona sin importar si es hombre o mujer debe estudiar estas leyes básicas para poder vivir como judío tal como ordena nuestra sagrada Torá.
Si bien es cierto que la mujer tiene menos mandamientos que cumplir,Estos tres temas son muy importantes y debe manejarlos y practicarlos a cabalidad.
Respecto al hombre obviamente debe tener una circuncisión al pie de la ley no como muchos médicos hacen hoy día. Y esta deberá ser revisada frente a un Beit Din (tribunal rabínico que verifique si está bien hecha o no) cabe anotar que aunque una persona se circuncide con un medico esto no le hace judío, y tampoco se considera el pacto de Abraham, es solo una cirugía, para que sea pacto debe presentarse ante el Beit Din.
En el caso de la mujer obviamente no hay nada parecido   solo debe presentarse al tribunal aceptar la Torá y bajar a la mikve tal cual como lo hace el hombre después que revisan su circuncisión.

Es importante anotar que la persona debe buscar rabinos reconocidos y serios. Feliz día.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

¿ De qué manera uno puede saber si tengo raíces Judías?

La única manera que la persona pueda tener certeza que es judío es que haya nacido de madre judía, por lo tanto hoy día aunque la gente diga que el apellido que lleva es judío y por lo tanto es judío…esto no es suficiente si tenemos en cuenta la historia.

El pueblo judío fue exiliado y perseguido y forzado a convertirse a otras religiones en algunos casos…esto implica que lastimosamente algunos judíos tomaron por esposas a mujeres no judías y tuvieron hijos con ellas…por tanto aunque el padre sea judío si la madre no es judía los hijos serán no judíos (así dice la ley Judía)  y teniendo en cuenta que en Latino américa se acostumbra a que el hijo lleve primeramente el apellido del padre…entonces aunque lleve un apellido judío y nació de madre no judía realmente el chico no es judío…entonces podrá darse cuenta que todo se vuelve una duda y realmente es difícil comprobar si se tiene raíces a menos que tenga un documento que lo demuestre. Esto significa que la persona debe atravesar un proceso de conversión al judaísmo con orientación de un rabino reconocido  y esto puede tomarle aproximadamente 2 años. Por lo tanto si una persona desea realmente buscar una conversión es bueno que se acerque a las comunidades judías de su localidad y pida orientación, y debe tener presente que hoy día hay muchos pseudo Rabino que ofrecen conversiones, cobran un buen dinero por esto y estas no son validas, por tanto no olvide pedir referencias antes. 

Volver al indice

Contenido Relacionado:

Es mejor ser judío o no judío

El Rabino Yonathan de Galed nos explica lo que muchos me han preguntado, ¿Como se puede ser judío?, ¿hay obligación en ser judío?, ¿es mejor el judío del no judío?

Volver al indice

Contenido Relacionado:

Preguntas sobre Judaísmo: Entrevista a Rabino Yohanán Castellanos

Estuvimos en la Emisora Apartadó estéreo, donde fue Invitado el Rabino Daniel Yohanan Castellanos, quien vino de Ecuador. Fueron preguntas que tal vez muchas personas se hacen sobre el pueblo judío y sus costumbres.

Volver al indice

Contenido Relacionado:

Translate »